Destinos

La arquitectura serena de Azerbaiyán

La palabra sereno proviene de la palabra latina serenest, que significa claro o tranquilo (Chambers English Dictionary). A menudo implica la ausencia de desorden o desorden y la presencia de paz, tranquilidad y orden. Estas características describen perfectamente la arquitectura de Azerbaiyán; estructuras antiguas como mezquitas y mausoleos se consideran sellos distintivos de la historia arquitectónica de este país.

Venecia del Cáucaso

 

Azerbaiyán es un país ubicado en la frontera entre Europa del Este y Asia Occidental, y es rico en cultura e historia. La gente de Azerbaiyán habla muchos idiomas, incluidos el azerbaiyano, el ruso y el turco. El país alberga muchos museos, incluido el Museo de Arte Moderno y el Museo de Historia. Azerbaiyán también es conocido por sus pinturas, música y arquitectura. La capital del país, Bakú, a menudo se conoce como la Venecia del Cáucaso debido a sus canales y puentes.

El Museo de Música y Arte está ubicado en el centro de Bakú. Contiene más de 200.000 artículos, incluidas muchas pinturas e instrumentos musicales. Los aspectos más destacados incluyen obras de famosos artistas y compositores azerbaiyanos como Muslim Magomayev y Vagif. Muchas exhibiciones son interactivas, por lo que los visitantes pueden aprender sobre la música azerbaiyana sin escucharla. También hay varios teatros en el lugar donde se realizan conciertos regularmente para mostrar el talento local.

El otro museo que vale la pena visitar está a unas pocas millas de Bakú. El Museo de Historia tiene más de 30,000 exhibiciones que abarcan cientos de años en la historia de Azerbaiyán. Los visitantes pueden aprender sobre el arte y la cultura locales en un teatro en el lugar o viendo una película en uno de varios museos más pequeños en el interior. También hay muchas exhibiciones interactivas, como una dedicada a técnicas antiguas de minería que permite a los visitantes extraer sus propias gemas de la piedra con taladros, martillos y cinceles.

Madraza de Gakh

 

El Gakh Medresesi es un hermoso y sereno ejemplo de la arquitectura azerbaiyana. Este edificio fue construido en el siglo XIII y sirvió como lugar de culto y estudio para la comunidad local. El Gakh Medresesi se destaca por su intrincado ladrillo y sus delicados arcos. El interior del edificio es tan impresionante como el exterior, con vidrieras de colores y tallas detalladas que adornan las paredes. Los visitantes de Azerbaiyán pueden encontrar fácilmente el Gakh Medresesi por su cuenta o mediante una visita guiada.

Te Puede Interesar  Las 25 mejores ciudades costeras del mundo

Palacio de Bakú Khan: El Palacio de Bakú Khan fue una vez el hogar de algunos de los residentes más poderosos y ricos de Azerbaiyán. Hoy, sirve como un museo que muestra lo bien que estaban muchos ciudadanos en ese período de tiempo. El palacio contiene una colección de artefactos de toda la historia de Azerbaiyán, como ropa y armas antiguas. Los visitantes pueden ver cómo era la vida de aquellos que podían permitirse vivir lujosamente en ese momento, o hacer un recorrido por el palacio dirigido por un guía experimentado.

La Mezquita-Madrasah en Gakh es otro ejemplo fascinante de una pieza de arquitectura serena. Construido en 1221, sirvió como lugar de culto y para educar a los futuros líderes religiosos. Los visitantes quedarán impresionados tanto por su impresionante exterior como por su intrigante estructura interna. El exterior del edificio presenta amplios arcos, diseños intrincados y azulejos azules brillantes para la decoración. Además de eso, las vidrieras dejan entrar rayos de sol que ayudan a iluminar todo el interior. Tómese su tiempo para admirar todos estos elementos desde dentro o desde fuera con un grupo de visitas guiadas. De cualquier manera, ¡obtendrá una vista increíble desde cualquier lugar del sitio!

La lengua materna como lenguaje arquitectónico

Cuando se trata del estilo arquitectónico de Azerbaiyán, una palabra que viene a la mente es sereno. Los edificios aquí están diseñados con énfasis en la simplicidad y los materiales naturales, lo que crea una sensación de calma. Esto probablemente se deba en parte a la rica cultura e historia del país. Después de todo, la gente de Azerbaiyán ha estado viviendo en armonía con la naturaleza durante siglos.

Una de las influencias más antiguas en la arquitectura azerbaiyana proviene de la Albania caucásica, que estaba ubicada en el actual norte y centro de Azerbaiyán. La gente antigua aquí construyó edificios de barro en forma de cúpula que probablemente fueron influenciados por civilizaciones antiguas como Asiria y Urartu. Los edificios con amplias aberturas para dejar entrar la luz en habitaciones pequeñas también son un ejemplo de su arquitectura. Estas casas no tenían baños ni retretes porque usaban los desechos humanos como fertilizante para los cultivos. ¡Una buena manera de ahorrar dinero!

Te Puede Interesar  Los 36 Mejores Restaurantes de la Ciudad de México

Hace unos 3000 años, la gente emigró de Asia Menor a Albania. Los recién llegados construyeron grandes ciudades en la región que ahora se conocen como castillos albaneses. Estos edificios se han conservado hasta el día de hoy y tienen una interpretación moderna. Algunas casas históricas incluso se han convertido en museos. Si visitas, puedes recorrer el interior y el exterior de estas casas para ver cómo vivía la gente en ese entonces. Por ejemplo, en una casa hay una escalera hecha de troncos de árboles que conduce a una terraza al aire libre con espacios sencillos para sentarse para relajarse en los días soleados o en las noches cálidas.

La singularidad de las alfombras azerbaiyanas

 

Las alfombras y tapices son una parte importante de la cultura y la arquitectura de Azerbaiyán. Las alfombras y los tapetes se utilizan de diversas maneras, desde revestimientos de suelos hasta tapices de pared. Las alfombras y tapetes de Azerbaiyán se caracterizan por el uso de colores y patrones brillantes. El tipo más popular de alfombra azerbaiyana es la alfombra Ganja, que se fabrica en la ciudad de Ganja.

Las fundas de almohada y otros tipos de ropa de cama también se fabrican comúnmente con alfombras de Azerbaiyán. Las almohadas y los cojines pequeños están hechos de alfombras más pequeñas, mientras que las alfombras más largas se usan para crear cojines más grandes. Las alfombras más largas también se pueden usar como tapices para cubrir paredes interiores. Las alfombras en las habitaciones delanteras o en las áreas de estar a menudo se cuelgan verticalmente, pero también se usan como corredor de mesa o decoración de paredes en las mesas. En las cocinas, las alfombras tienen un propósito práctico para ayudar a las personas a evitar ensuciarse los pies cuando caminan descalzos durante la limpieza después de las comidas.

Te Puede Interesar  Hermosos Parques Nacionales en el Suroeste de los Estados Unidos que Tienes que Visitar

Debido a que son tan versátiles, las alfombras y los tapetes son una buena opción para la decoración del hogar. También se pueden utilizar para crear un regalo atractivo. Una alfombra hecha a mano es un regalo considerado que probablemente será bien recibido por cualquier aficionado al diseño y el arte. Dar regalos es una tradición importante en la cultura azerbaiyana y hay ocasiones especiales a lo largo del año en las que las personas dan regalos a familiares y amigos, como durante las celebraciones de Año Nuevo, bodas, fiestas de cumpleaños u otros eventos especiales. Después de recibir regalos en estas ocasiones, es costumbre intercambiar regalos en futuras visitas.

Casa Sorkhabi

La Casa Sorkhabi es una casa tradicional azerbaiyana que se construyó a fines del siglo XIX. La casa está diseñada en el estilo arquitectónico vernáculo de Azerbaiyán y es un excelente ejemplo de este tipo de arquitectura. La casa tiene dos plantas y está hecha de madera, piedra y ladrillo. El primer piso está ocupado por la cocina, la sala y el comedor, mientras que el segundo piso contiene los dormitorios y los baños. La Casa Sorkhabi es un hermoso y sereno ejemplo de la arquitectura azerbaiyana.

Esta estructura de madera de dos pisos está protegida por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. Está situado en el distrito de Nasimi de la ciudad de Bakú y fue construido en 1884, durante la Rusia zarista. Es una vivienda magnífica que representa la cultura de Azerbaiyán, así como las características arquitectónicas de Asia Central a través de su diseño. El exterior del edificio está pintado de rojo con decoraciones a ambos lados de la puerta de entrada en blanco. El diseño del interior es simple, con escaleras que conducen al segundo piso y pasillos que conectan las habitaciones. Hay tres habitaciones distintas en cada nivel: una para comer (un espacio semicircular), una para dormir (un espacio cuadrado) y otra para bañarse (un espacio rectangular).

58 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *